Amor tras los cuarenta

Tras su separación, Irene regresa de Londres con su hija para rehacer su vida en España. Tiene claras tres cosas: le encanta el té, no necesita ayuda de nadie y no es el momento para preocuparse por el amor.

Pronto se dará cuenta de que no todo se puede planear y la vida es algo más que beber té negro abrazada a un cojín.

En esta novela encontrarás:

  • Momentos cozy con una taza de té y un paseo para los sentidos.
  • Pedacitos de Londres.
  • Ternura a raudales en personajes de carne y hueso.
  • Una lectura agradable y fácil.

Los lectores dicen:

«Es una novela cercana, con momentos divertidos, reconfortantes y de nervios porque es muy fácil empatizar con sus personajes».

«… pronto empiezas a sentir como tuyas sus vivencias y emociones».

«Sin duda, una novela muy recomendable para quien ame las historias actuales que te dejan el corazón calentito».