Comparativa de pedagogías respetuosas

Comparativa de Pedagogías Respetuosas Mavi Pastor

Hemos hablado sobre diferentes pedagogías en este blog en numerosas ocasiones, siendo uno de los temas más buscados y leídos por parte de mis lectores habituales. Por eso, me he decidido a crear esta Comparativa de pedagogías respetuosas.

Portada Comparativa Pedagogías Respetuosas

Este documento trata de aclarar y recopilar la información ya tratada en algunos de mis artículos, pero de una forma más visual. En la Comparativa de pedagogías respetuosas analizamos las semejanzas y diferencias entre Montessori, Waldorf y Reggio Emilia en aspectos como sus orígenes, principios, el papel del profesor, ambientes, materiales y modelos de evaluación.

¿Cómo conseguir la Comparativa de Pedagogías Respetuosas?

Es muy fácil y además, es completamente gratis. Solo tienes que dejar tu email en el cajetín de suscripción a este blog. Una vez suscrito, también recibirás todo el contenido adicional que mando a mis queridos suscriptores. Generalmente mando una newsletter al mes que incluye todo tipo de novedades relacionadas con el blog y algunas ideas extras.

No olvides recomendar a tus amigos/as o seguidores que se suscriban para que ellos/as también lo puedan aprovechar.

¿Y si ya soy suscriptor?

Entonces no tienes de qué preocuparte porque te lo mandaré directamente a tu correo. Considéralo un premio de fidelidad por haber estado a mi lado tanto tiempo.  Dicen que una de las mejores formas de sentir felicidad es hacer algo por los demás sin esperar nada a cambio. Por tanto, esto podría ser una manera de buscar mi  propia felicidad pensando que te ayudo a ti. Además, los actos de agradecimiento son otra manera de sentir esa felicidad.

Y es que debo confesar que me siento muy agradecida del creciente número de suscriptores de este blog desde que nació hace algo más de dos años.

Sin ellos y sin mis lectores, este blog no tendría sentido y por tanto, dejaría de existir. Mis suscriptores son los que me animan a continuar escribiendo y ofreciendo artículos a cambio de mi tiempo libre.

Gracias, como siempre, por leerme.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *